CANAL DE YOUTUBE


       Queridos amigos, desde hace algún tiempo he cambiado la utilidad del Canal de Yotube. Cada cierto tiempo voy a publicar nuevos vídeos en lo que voy a plasmar de alguna manera las inquietudes que me haceis llegar. Preocupaciones, dificultades, alegrías, tristezas, etc. es nuestra vida y me alegra que me hagais partícipe de ellas con vuestros mensajes en las distintas redes sociales en las que podemos encontrarnos.

        El trabajo de publicación de vídeos requerirá de vosotros un gran favor y es el de suscribiros al Canal para así apoyar y poderos mantener informados de todas las novedades que se publican en el mismo.

        Será un placer recibir vuestras sugerencias o peticiones sobre temas a tratar en las redes sociales o el correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. donde podré dar respuesta en un plazo breve. Gracias amigos.

YouTube-logo-full color

 

NO OLVIDES SUSCRIBIRTE AL CANAL PINCHANDO LA IMAGEN DE YOUTUBE

 

 

 

Si al final de mis días me concedieran un deseo, elegiría sin lugar a dudas poder vivir la vida…

 

            

             Vivir la vida no es respirar, ni despertar todos los días de un sueño, vivir la vida implica sentirla, agarrarla por las solapas, abrazarla, dejarla fluir y en ocasiones, agarrarla con todas tus fuerzas.

 

           En un devenir constante donde un Heráclito visionario marcó un fluir permanente donde nada permanece y donde todo está en el amorcontinuo cambio, un mundo donde no existen dos caricias iguales y donde el calor se torna frío o donde un beso puede ser un abismo insondable.

 

           Un existencialismo asfixiante donde Kierkegaard marcaba a la vida como una partida de naipes que nos lleva a metas y lugares inesperados, donde reside la sorpresa y donde las máscaras pueden ser el verdadero rostro del destino.

 

           Un mundo en el que las cosas no dependen sólo de uno mismo y donde los éxitos o fracasos deben ser contemplados tras el prisma de la “metáfora” de Nietzsche donde el concepto pierde su realidad y donde todos tienen una verdad máxima que fluye como el río.

 

           Hay veces que decidimos no movernos, no avanzar para no ser dañados, permanecer hieráticos como un bicho palo haciendo del mimetismo nuestra mayor virtud, pero nuestra decisión también genera ondas en el estanque. Quedarnos estáticos provoca siempre una sensación de fallo, de error, de no “estar a la altura”, y el pretender no crear olas en el mar puede llenar nuestro estanque de ondas y el pensar que además podemos estar pendientes o atentos a cada una de ellas puede llevarnos a la sensación de un mundo que no comprendemos y al cual, incluso, no pertenecemos.

 

           La vida amigos es cosa de instantes y no de años. Nadie puede decir de forma fácil que su vida cambió en un año sino que su vida cambió en varios o en un solo instante. Decía Oscar Wilde que a veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un solo instante, por lo que merece la pena que cuando llegue nuestra oportunidad nos encuentre caminando, listos para emprender la aventura y con la mente del que todo espera pero nada exige.

 

           Siguiendo al escritor y filósofo Paul Hudson, deberíamos establecer algunas pautas en nuestras vidas que podrían sernos de gran utilidad:

 

  1. La verdadera fortaleza emocional requiere habilidad para sobreponerse a las situaciones adversas.
  2. Si recibes una disculpa genuina, acéptala y deja ir tu molestia.
  3. Tu felicidad no depende de nadie más que de ti.
  4. Aquellos que verdaderamente se aman y conocen, no tienen miedo de ser ellos mismos y jamás dudan.
  5. Algunas personas son malas y punto. Al tener la sensacióńn de que intimidan, compensan su falta de confianza.
  6. No te expongas ante todos ni dejes que la gente aplaste tu moral.
  7. No temas amar. Recuerda que si las cosas no funcionan no es por ti, es debido a los dos.
  8. La gente emocionalmente fuerte no necesita acción y agitación constante, puede apreciar la vida de igual manera.
  9. Aprende a decir “NO”. Si no puedes decir esta palabra, abusarán de ti. Te considerarán moldeable y nadie, jamás, preguntará tu opinión ni te tomará en serio cuando la digas.
  10. No olvides nunca que siempre hay alguien “sufriendo”más que tú y eso no la impide ser feliz.

 

 

PERDONAR......LO MÁS FÁCIL Y LO MÁS DIFÍCIL DE LA VIDA

               Hace unos días publicama en mi Canal de Youtube un vídeo titulado "Hoy hablamos de....Perdonar". Comentaba que perdonas es a la vez lo más sencillo de decir y los más difícil de hacer.

 

           disculpasSi nunca has perdonado a nadie es que nunca has vivido. Precisamente por ser “humanos”, estamos expuestos al error, a las pasiones, a la tentación y por encima de todo, a la tontería.

 

           Sin duda a todos nos gustaría tener un botón de “deshacer” como en Office y dar marcha atrás en grandes errores que aunque perdonados, nos pueden acompañar toda la vida.

 

          Todo puede ser perdonado, aunque es cierto que hay algunas cosas que cuestan ser perdonadas más que otras, siendo en estos casos el tiempo, el mejor remedio. Para aprender a saber perdonar, lo primero es caer en la cuenta de que nadie es perfecto y de que todo el mundo puede cometer errores.

 

           Nadie es ajeno a experimentar alguna vez la sensación de quebranto llevándose una gran decepción y preguntándose, ¿cómo ha podido hacerme esto a mí? Todos hemos experimentado situaciones desagradables, pero lo importante es no venirse nunca abajo y seguir luchando. Aprender a saber perdonar es el primer paso para encontrar la paz interior y seguir creyendo en el amor y en la confianza.

 

           El rencor es uno de los sentimientos más negativos y destructivos que puedan existir. Las personas que viven atormentadas durante mucho tiempo  y que no pueden aprender a saber perdonar pueden sufrir a largo plazo de insomnio, dolores de cabeza, dolores de espalda y depresión. La negatividad y el victimismo reflejan en la mayoría de los casos una baja autoestima, que debe ser superada para encontrarse a gusto con uno mismo y de este modo, saber perdonar.

 

           Cuando una persona por fin aprende a saber perdonar abandona definitivamente el rol de víctima y renace, lo ve todo con claridad, sabe el rumbo que debe seguir su vida y se siente a gusto consigo misma y con los que le rodean. El miedo, la angustia y el dolor dan paso a nuevas ilusiones, proyectos y grandes esperanzas. Habrá personas que piensen aún que perdonar es un signo de debilidad, pero, es todo lo contrario. Saber perdonar es un gran signo de madurez en la pareja, de saber estar y de mirar hacia adelante.

 

 

 

 

 

Centroismaeldorado.com utiliza cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación. Si continua navegando por nuestra Web consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, clicando en (Política de Cookies).

Para aceptar el uso de cookies clique en este botón -->