El coste de las dos vueltas al cole: la de los niños y la de los padres

El mundo.es. Raquel Villaécija. 4/09/2016. Disponible en http://www.elmundo.es/economia/2016/09/04/57c7dabdca474181508b463f.html

Entre la vuelta al cole de Pedro y la de Víctor hay un auténtico abismo, una brecha de cuatro dígitos de ceros: el presupuesto del primero, cabeza de familia, asciende a 200 euros sólo en libros, casi el doble si computa también el material escolar y la ropa, y el triple si añade los gastos de comedor, actividades extraescolares y matrículas varias. El del segundo, verdadero protagonista del regreso a las aulas, se eleva a 8.000 euros, que es lo que él cree que cuesta el montón de tomos con los que llenará la mochila este año.

La idea que este niño de siete años tiene de lo que desembolsa su progenitor por su inicio de curso rezuma la inocencia de la percepción infantil del coste de algunas cosas. Si se les pregunta qué necesitan para volver al colegio, responden sus básicos:mochila y estuche. Pocos se acuerdan de los libros de texto. «No entran dentro de sus necesidades porque les viene impuesto, por eso no cuentan con ellos», bromea Beatriz Moreno, madre de Fabio, de nueve años.

Cada mes de septiembre, los adultos hacen cuentas mientras que los pequeños, verdaderos núcleos de este dispendio lectivo y colectivo, abrillantan sus mochilas nuevas, sacan punta a sus lapiceros y saborean el aroma de las hojas de sus cuadernos y libros recién comprados. El olor, y el precio, de la vuelta al cole.

La verdadera cuesta

«Me río yo de la cuesta de enero, la verdadera cuesta es la de septiembre», explica Pedro Garrido, padre de Víctor y de otros dos niños más. Sólo dos están en edad escolar. La vuelta al cole de ambos, entre libros de texto, material escolar, ropa y calzado, ascenderá, según sus cálculos, a 500 euros fácil, sin redondeos y sin darse excesivos lujos. Beatriz Moreno, madre de Fabio, de nueve años, calcula unos 700 euros. A su hijo las cuentas le salen a favor y suma menos de 300.

Las referencias más acertadas que tienen los menores del valor real de su material escolar son las del estuche y la mochila (Víctor sabe que la suya de Spiderman costó 20 euros porque es un regalo de cumpleaños), las zapatillas o la camiseta para gimnasia «y porque se la han tenido que probar y han visto el precio en la etiqueta», señala Beatriz Moreno.

vuelta al coleCada año por estas fechas las organizaciones de consumidores, las de padres y las páginas web especializadas en ahorro y descuentos hacen cálculos del coste que tendrá para las familias el temido mes de septiembre.

Este año hay baile de cifras, algunas más realistas, otras más optimistas. Según oferta.com, la horquilla se moverá entre 322 euros para los niños de educacion infantil y 507 euros en el caso de los que estudian bachillerato. Idealo.es situa la media del gasto en 400 euros. Para el Observatorio Cetelem, los españoles dedicarán una media de 232 euros en la vuelta al colegio.

La ecuación se divide de la siguiente manera: los libros (esos grandes olvidados en las listas que hacen los niños de sus necesidades) representan el 60% del dispendio pre otoñal. Una familia desembolsa entre 200 y 400 euros en tomos, dependiendo del nivel educativo, según los cálculos de las asociaciones de padres.

Este curso, con la reforma de la nueva ley de educación, la Lomce, se presenta como uno de los más inciertos, tanto en lo lectivo como en lo económico, pues «muchos padres a estas alturas no saben aún qué libros les tienen que comprar a sus hijos», critican las asociaciones de padres Ceapa y Concapa.

La ley se está aplicando de manera progresiva y los cursos que se suman este año al nuevo reglamento «no saben aún qué temario van a impartir y los libros que necesitan», critican las asociaciones de padres.

Septiembre: sólo el comienzo

Aunque septiembre es un mes de importante gasto, la llamada vuelta al cole es sólo un aperitivo de lo que les espera a las familias con hijos en edad escolar a partir de ahora y hasta el mes de junio.

«En verano ahorras, lo peor es la serie de gastos que afrontas a partir de ahora hasta junio. En verano, a pesar de las vacaciones, al final ahorras», señala Pedro Garrido, que asegura que entre comedor, matrículas y actividades extraescolares el gasto mensual en los meses lectivos asciende a 600 euros. Esto sin contar imprevistos, ni excursiones, ni lo que supone para el bolsillo reponer el material o la ropa que se va gastando con el uso.

Según la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (Fuci), en los colegios públicos el desembolso medio mensual entre comedor y transporte es de 205 euros: 285 en los colegios concertados y de 330 en los privados.

Como su hermano Víctor, Iker Garrido, de cinco años, sólo piensa en ver a su amigo Dani, en empezar sus clases de judo y en estrenar su mochila. «Su vuelta al cole es mucho más apetecible, tienen ganas de volver a ver a sus amigos y estrenar sus estuches y mochilas», dice su padre.

Si su idea de gasto está lejos de la realidad, su percepción del ahorro está menos sesgada. Los niños saben cómo tienen que operar para minimizar la sangría a cuenta de sus padres y heredar, en la medida de lo posible, de primos o hermanos aquellos elementos reciclables, como «mochilas o estuches». «Los zapatos no, porque se usan mucho y se estropean enseguida», ilustra en este caso el pequeño Fabio.

Las organizaciones de consumidores coinciden en destacar que «estrenar curso no es sinónimo de estrenar mochila o zapatos» e inciden en que si se reutiliza el material se puede ahorrar hasta un 10%.

Cómo ahorrar

También si se planifica. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte que «hay muchas diferencias de precio en los diferentes establecimientos», por lo que recomienda buscar y comparar. En los libros de texto, dependiendo de donde se realice la compra, se puede llegar a economizar hasta un 25%.

La asociación de padres Ceapa calcula que una de cada tres familias tiene dificultades para comprar los libros de texto a sus hijos. Este año «con la reforma de la ley educativa, será peor».

Antes los centros educativos daban las listas en junio, de manera que antes del verano los padres podían dejar encargados los libros en los centros comerciales o en las librerías, buscar los mejores precios y ahorrar. Ahora, en los cursos que se incorporan a la Lomce «han cambiado los libros y las listas están incompletas, por lo que no han podido planificarse de antemano. Va a haber problemas de desabastecimiento a última hora y los padres no van a poder aprovechar los descuentos», lamenta José Luis Pazos, presidente de Ceapa.

Según sus datos, el gasto en libros oscila entre los 200 o 300 de media en los alumnos de primaria y entre 300 y 400 euros en los de secundaria, una cifra, que, según corrobora Pedro Caballero, de Concapa, puede llegar hasta los 700 o 1.000 euros si se le añade el material escolar y el deportivo. «Este es el período, desde el punto de vista financiero, más complicado para las familias con hijos», sentencia.

Bancos de libros

Explica que este curso en las escasas comunidades donde funcionan los bancos de libros y estos se pueden reutilizar (como es el caso de Castilla La Mancha) la vuelta al cole «se hará más llevadera». «Lamentablemente esta opción no está muy extendida», dice.

Pedro Garrido y Beatriz Moreno corroboran lo difícil que es reciclar los tomos de otros años u otros alumnos, «pasarlos de hermano a hermano, aunque se lleven pocos años de diferencia, ya es imposible», dice el padre de Víctor e Iker.

Muchas familias compran los libros en los centros comerciales para aprovechar los descuentos, aunque Internet se ha convertido en una de las mejores alternativas, según corroboran las asociaciones de padres.

Anele, la Asociación Nacional de Editores de Libros y material de Enseñanza, elevó su facturación el año pasado hasta los 830 millones de euros. Ésta se había reducido a unos 700 millones en los años de crisis. Este año barajan mantenerse en cifras similares a las del pasado, aunque explican que es difícil de valorar teniendo en cuenta que, tras la aprobación de la Lomce, «hay 17 realidades distintas, una en cada comunidad autónoma, pues hay algunas que financian los libros, otras que no...», advierte su presidente, José Moyano.

Éste destaca que la asociación «ha hecho un esfuerzo»por mantener el incremento de precios de los libros de texto en torno al IPC, sobre el 1,1%. Según sus datos, el gasto por estudiante en libros oscilará este año entre los 61 euros y los 125 euros, dependiendo del curso académico.

Estudiar se encarece cada vez más. En la última década el gasto medio por alumno en educación ha aumentado un 5,85%. Se sitúa en 280 euros al año, sin incluir libros, uniforme o comedor, según Kelisto.es.

El gasto total que las familias asumen por los estudios de sus hijos fue en 2015 de 2.251,27 millones, un 21,59% más que hace 10 años. Los precios educativos han subido un 37,8 % en este período, más del doble que el IPC.

Centroismaeldorado.com utiliza cookies para mejorar nuestros servicios y la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación. Si continua navegando por nuestra Web consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador, clicando en (Política de Cookies).

Para aceptar el uso de cookies clique en este botón -->